Amperios Vs. Vatios – ¿Cuál es el Costo de Operación?

Primero que nada queremos recordarle que en nuestras cuentas de electricidad todos pagamos por Kilovatio-hora, no en base a cualquier otra unidad de medición relacionada con la electricidad.

kW hora (Kilovatio-hora) se calcula multiplicando los vatios que consume un equipo por las horas de operación, todo esto dividido entre 1000 para obtener la equivalencia en kW hora.

kW = (Vatios del Motor x Horas de Operación) / 1000

 

Motor de 2 Hilos y 1 Fase

Vatios de Factor de Servicio

Amperios de Factor de Servicio

Hp

Voltios

Franklin

Otros

Franklin

Otros

1/2

115

960

1088

12

9.5

1/2

230

960

1073

6

4.7

3/4

230

1310

1459

8

6.4

1

230

1600

1900

8.6

9.1

1 1/2

230

2180

2520

13.1

11

 

Motor de 3 Hilos y 1 Fase

Vatios de Factor de Servicio

Amperios de Factor de Servicio

Hp

Voltios

Franklin

Otros

Franklin

Otros

1/2

115

960

916

12

12.6

1/2

230

960

1033

4.3

4.9

3/4

230

1310

1381

5.7

6.3

1

230

1600

1672

7.1

7.2

1 1/2

230

2100

2187

11.5

11.1

Con la excepción de los vatios que consume el motor de 1/2HP, 115V y 3 hilos, los motores Franklin Electric consumen menos vatios (por lo que nosotros pagamos) que los motores de la competencia. Mucha gente asume que la curva de amperaje es el factor de potencia, cuando en realidad este consiste en qué tan bien se convierten los amperios en trabajo, dicho de otra forma, en la eficiencia de operación.

Asumiendo que en promedio un hogar consume 500 Galones de agua por día, si utilizamos un equipo de bombeo de 20 GPM, 2 Hilos y 1.5HP, la aplicación requeriría 25 minutos de operación diaria ó 750 minutos/12.5 horas de operación por mes. Asumiendo también un costo por kW de USD$0.10/kW, esto costaría 2180 x 12.5 x 0.1 / 1000 = USD$2.73 con un motor Franklin Electric, mientras que utilizando un motor de la competencia esto sería USD$3.15.

Los Kilovatios son la unidad de medida para la potencia, los amperios son sólo un componente de la potencia, y otros datos clave son los materiales y la eficiencia asociada con la conversión de la potencia en energía rotatoria. Entonces, la próxima vez que le cuestionen sobre el costo de operar un sistema de agua privado, usted será capaz de mostrar y asegurar que un equipo de bombeo Franklin Electric es de las mejores opciones que existen en el mercado.

Uso de Válvulas de Retención

Como seguramente usted ya sabe, se recomienda usar siempre una o más válvulas de retención en instalaciones de bombas sumergibles. Si la bomba no tiene una válvula de retención integrada, se debe instalar una válvula de retención en línea en la tubería de descarga a menos de 25 pies de la bomba y debajo del nivel dinámico. Para instalaciones más profundas, se recomienda que las válvulas de retención de la línea sean instaladas con las recomendaciones del fabricante. Quizá sea necesario usar más de una válvula de retención, pero no se deben usar más válvulas de las recomendadas.

Las válvulas de retención de columpio no son aceptables y nunca deben usarse en motores/bombas sumergibles ya que las válvulas de retención de columpio tienen un tiempo de reacción más lento que puede provocar golpes de ariete. Las válvulas de retención internas de la bomba o las válvulas de retención de resorte se cierran rápidamente y ayudan a eliminar los golpes de ariete.

Las válvulas de retención se usan para mantener la presión en el sistema cuando se detiene la bomba. También previenen el giro inverso, golpes de ariete y problemas por empuje ascendente. Cualquiera de estas condiciones pueden provocar una falla prematura en la bomba o el motor.

NOTA: En instalaciones sumergibles sólo se deben usar válvulas de retención con sello positivo. Aunque perforar las válvulas de retención o usar válvulas de retención con desagüe posterior puede prevenir el giro inverso, puede también crear problemas de empuje ascendente y golpes de ariete.

A. Giro Inverso – Sin una válvula de retención o con una válvula de retención defectuosa, el agua de la tubería y el agua del sistema pueden bajar por la tubería de descarga cuando se detiene el motor. Esto puede provocar que la bomba gire en dirección inversa. Si el motor se enciende mientras esto sucede, se puede presentar una fuerte tensión sobre el montaje del motor-bomba lo cual puede provocar daños a el o los impulsores, fragmentación de bomba o motor, desgaste excesivo en el cojinete, etc.

B. Empuje Ascendente – Sin válvula de retención o con una válvula de retención con fugas o perforada, la unidad arranca con una condición de carga cero. Esto provoca una elevación o empuje ascendente en el montaje impulsor-eje de la bomba. Este movimiento hacia arriba atraviesa el acoplamiento bomba-motor y se crea una condición de empuje ascendente en el motor. El empuje ascendente constante puede causar fallas prematuras en la bomba y el motor.

C. Golpe de Ariete – Si la válvula de retención más baja está a más de 30 pies sobre el nivel estático, o una válvula inferior tiene alguna fuga mientras que la inmediata superior funciona adecuadamente, se crea un vacío parcial en la tubería de descarga. En el siguiente arranque de la bomba, el agua que se mueve a muy alta velocidad llena el vacío y golpea la válvula de retención cerrada, provocando que el agua estancada en la tubería que está arriba de ésta genere un choque hidráulico. Este choque puede agrietar las tuberías, romper las juntas y dañar la bomba y/o el motor. El golpe de ariete hace un ruido fácil de detectar. Cuando esto se presenta, se debe apagar el sistema y contactar al instalador de la bomba para corregir el problema.