Uso de Válvulas de Retención

Como seguramente usted ya sabe, se recomienda usar siempre una o más válvulas de retención en instalaciones de bombas sumergibles. Si la bomba no tiene una válvula de retención integrada, se debe instalar una válvula de retención en línea en la tubería de descarga a menos de 25 pies de la bomba y debajo del nivel dinámico. Para instalaciones más profundas, se recomienda que las válvulas de retención de la línea sean instaladas con las recomendaciones del fabricante. Quizá sea necesario usar más de una válvula de retención, pero no se deben usar más válvulas de las recomendadas.

Las válvulas de retención de columpio no son aceptables y nunca deben usarse en motores/bombas sumergibles ya que las válvulas de retención de columpio tienen un tiempo de reacción más lento que puede provocar golpes de ariete. Las válvulas de retención internas de la bomba o las válvulas de retención de resorte se cierran rápidamente y ayudan a eliminar los golpes de ariete.

Las válvulas de retención se usan para mantener la presión en el sistema cuando se detiene la bomba. También previenen el giro inverso, golpes de ariete y problemas por empuje ascendente. Cualquiera de estas condiciones pueden provocar una falla prematura en la bomba o el motor.

NOTA: En instalaciones sumergibles sólo se deben usar válvulas de retención con sello positivo. Aunque perforar las válvulas de retención o usar válvulas de retención con desagüe posterior puede prevenir el giro inverso, puede también crear problemas de empuje ascendente y golpes de ariete.

A. Giro Inverso – Sin una válvula de retención o con una válvula de retención defectuosa, el agua de la tubería y el agua del sistema pueden bajar por la tubería de descarga cuando se detiene el motor. Esto puede provocar que la bomba gire en dirección inversa. Si el motor se enciende mientras esto sucede, se puede presentar una fuerte tensión sobre el montaje del motor-bomba lo cual puede provocar daños a el o los impulsores, fragmentación de bomba o motor, desgaste excesivo en el cojinete, etc.

B. Empuje Ascendente – Sin válvula de retención o con una válvula de retención con fugas o perforada, la unidad arranca con una condición de carga cero. Esto provoca una elevación o empuje ascendente en el montaje impulsor-eje de la bomba. Este movimiento hacia arriba atraviesa el acoplamiento bomba-motor y se crea una condición de empuje ascendente en el motor. El empuje ascendente constante puede causar fallas prematuras en la bomba y el motor.

C. Golpe de Ariete – Si la válvula de retención más baja está a más de 30 pies sobre el nivel estático, o una válvula inferior tiene alguna fuga mientras que la inmediata superior funciona adecuadamente, se crea un vacío parcial en la tubería de descarga. En el siguiente arranque de la bomba, el agua que se mueve a muy alta velocidad llena el vacío y golpea la válvula de retención cerrada, provocando que el agua estancada en la tubería que está arriba de ésta genere un choque hidráulico. Este choque puede agrietar las tuberías, romper las juntas y dañar la bomba y/o el motor. El golpe de ariete hace un ruido fácil de detectar. Cuando esto se presenta, se debe apagar el sistema y contactar al instalador de la bomba para corregir el problema.